“El primer llamado hace transpirar a todo el mundo”

Walter ReynosoWalter Reynoso
Supervisor de campañas

CCNEWS, 03/03/2015

Como dijo en Marca Call Center hace casi 1 año, para Walter Reynoso, la excelencia no es un acto, sino un hábito. En una entrevista exclusiva con Call Center News, el Supervisor de CAT Technologies explicó cómo practica la excelencia día a día, reveló sus secretos para las relaciones interpersonales con compañeros y clientes, y dejó un agradable mensaje para quienes dan sus primeros pasos en esta industria.

“La excelencia es un hábito que uno practica todos los días. Mi trabajo no empieza cuando yo me siento en mi escritorio, sino cuando cruzo por recepción, y saludo a la gente que me rodea. Estando en todos los detalles, haciendo hincapié en el trato respetuoso con la gente, en aspectos de motivación y comunicación. Estar muy comunicado con los mandos medios, y proveerlos de lo necesario, es una forma de ser excelente”, detalló Reynoso. También reconoció que la gestión de Recursos Humanos es el mayor desafío que le presenta su trabajo, ya que el liderazgo es una virtud que debe perfeccionarse constantemente, y que presenta problemáticas nuevas en cada jornada.

El entrevistado, quien recaló en las oficinas de CAT Technologies hace 4 años, aseguró que su tip de venta más confiable es hablar de la actualidad con los clientes, intentar conectarse con un tono de voz apacible, e imprimirle originalidad a cada llamado. “Eso le da vida a la actividad. Cuando uno hace una llamada, luego de cortar debe tomarse 30 segundos de auto-evaluación. Focalizarse en lo que hizo bien, y corregir lo que está mal. Luego de 3 o 4 llamados de hacer lo mismo, el siguiente seguramente es venta. Uno llega a un nivel de exigencia que agranda el espectro de cosas que hace bien y limita lo q hace mal”, sentenció.

Si bien hoy es Supervisor, Reynoso transitó por todos los puestos del Call Center en sus 15 años de experiencia en la industria, con las satisfacciones y frustraciones correspondientes de cada caso. Esta extensa trayectoria le otorga la posibilidad de enriquecer su influencia, desde los mandos más bajos hasta los más altos: “Rescato sobre todo la relación 1-1 con la gente. La posibilidad de traccionar números y evaluarlos cuando algo no sale. La adrenalina de los desafíos. Destaco de mi habilidad la parte volcada al trato interpersonal”.

“El primer día, el primer llamado, hace transpirar a todo el mundo. No hay una sola persona que se salve de eso. Lo importante es superarlo. Auto-superarse todo el tiempo, tener constancia, y apoyarse en la gente que sabe”, comentó el ejecutivo de CAT, para luego despedirse con un mensaje de aliento para aquellos jóvenes que recién comienzan a recorrer el camino de las ventas en un Contact Center: “Este es un trabajo donde la persona necesita un impulso emocional muy fuerte, porque nosotros vivimos del ‘no’. Cuando nos dicen que no, ahí comienza la venta. Si el operador pone ganas, con esfuerzo, puede superar el talento de otro. No todo el mundo nace vendedor, pero con disciplina se puede suplir esa dificultad. Este trabajo es para cualquiera que quiera hacerlo, que tome la responsabilidad”.

Vendedor y encantador nato, Walter Reynoso dejó claro que el carisma es útil pero no suficiente, y que los valores centrales en este mercado son la persistencia para no quebrantarse y la fuerza de voluntad para no doblegarse.